/sites/255/web
Parque Eólico Lebu Toro: reduciendo la huella de carbono



Parque Eólico Lebu Toro: reduciendo la huella de carbono


Por Nicolás Parra/ Cinthia Baza

El escenario energético que ha experimentado Chile en los últimos años, caracterizado por el riesgo de la continuidad del suministro eléctrico y el alza constante en los precios de la energía a los consumidores industriales, incentivó a Cristalerías Toro a desarrollar el Parque Eólico Lebu-Toro, con el fin de generar energía eólica para el auto abastecimiento de sus plantas productivas e intensivas en consumo.

Este espacio, fundado en 2009, se creó bajo la preocupación de la empresa por el cuidado del medio ambiente –iniciativa que se suma a las campañas de reciclaje organizadas por la institución-, donde, a través de esta energía renovable se pretende reducir la huella de carbono y hacer un aporte responsable a nuestro país y a las futuras generaciones.

El objetivo de la instalación del Parque Eólico, es generar una cantidad de energía limpia equivalente o mayor al consumo de electricidad de la matriz productiva de Cristalerías en Santiago.

La primera torre productora de energía eléctrica de Chile Continental fue instalada por la empresa, sin embargo, ésta se trata de un dispositivo que se mantuvo emplazado en la localidad costera de Chanco, Región del Maule, el que posteriormente serviría como la raíz del actual Parque. Su traslado se debió principalmente a las características favorables del viento. 

La importancia de generar energía limpia a nivel local y tener efectos globales, radica en la necesidad de hacer frente a los efectos contaminantes de combustibles fósiles, puesto que las energías renovables tienen menos emisiones de carbono, reciclan y son más respetuosas con el medio ambiente. Es necesario mencionar que los combustibles fósiles crean emisiones de gases efecto invernadero, que por consiguiente contribuye al calentamiento global. 

Parque Eólico Lebu-Toro, más que energía limpia
Además de producir energía renovable, la institución también está comprometida con la conservación del Caballo Chileno, raza equina que permitirá en unos meses realizar cabalgatas guiadas, en el que se podrán recorrer los senderos que existen al interior del Parque –disfrutando en medio de los árboles nativos y la playa- y obtener al mismo tiempo, una hermosa vista al Océano Pacífico. Asimismo, a través de taller de telar mapuche y cestería impartidos por la institución, se desea rescatar la cultura indígena de nuestro país.

Otro de los ejes centrales de la labor de Parque Eólico Lebu-Toro es la conservación del bosque nativo en la Provincia de Arauco. Esto se logra a través de la reforestación de especies endémicas y nativas, las que están siendo plantadas a lo largo de todo el recinto. Estos ejemplares son criados al interior de un vivero dispuesto especialmente por nuestra institución para avanzar en la protección de los ecosistemas y biodiversidad.

Por otra parte, una de las actividades que se realizan al interior del Parque es la producción de miel. Durante el año en curso se espera superar las dos toneladas de esta sustancia, aumentando con creces los 66 y 900 kilos producidos en 2014 y 2015 respectivamente. Uno de los sellos característicos en la elaboración de este producto es que es miel de bosque nativo.

Se suma también a este lugar el sendero de las esculturas denominada “Espíritus del Aire”, creadas por el destacado artista nacional, Eugenio Salas, cuyas figuras representan deidades que habitan en el aire de acuerdo a la cosmovisión mapuche. A mediados del segundo semestre, se inaugurará la Hostería, espacio que unirá hotelería y gastronomía de élite.

Compartir