/sites/255/web
Reforestación en el Parque Natural



Reforestación en el Parque Natural


Cuando se planta se establece la cobertura arbórea en los terrenos desnudos o deteriorados, se ayuda a reducir el flujo rápido de las aguas lluvias, regulando, de esta manera, el caudal de los ríos, y mejorando la calidad del agua.

Por Trinidad Vargas

Debajo de los árboles, las temperaturas más frescas y los ciclos húmedos y secos moderados constituyen un microclima favorable para los microorganismos y la fauna, y pueden ayudar a prevenir la lateralización del suelo. Las plantaciones tienen un efecto moderador sobre los vientos y ayudan a asentar el polvo y las otras partículas del aire.

Finalmente, la cobertura vegetal que se establece mediante el desarrollo de las plantaciones en gran escala y la plantación de árboles, constituye un medio para la absorción de carbono, una respuesta a corto plazo al calentamiento mundial causado por la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera.

La plantación de árboles, como parte de la campaña de arborización de Cristoro, puede tener diferentes formas, incluyendo las arboledas comunitarias, las plantaciones en plazas por intermedio de municipios, o en las vías de pasaje autorizado, alrededor de los terrenos agrícolas, junto a los ríos y al lado de las casas. Los árboles dan productos útiles, y beneficios ambientales y estéticos.

Los árboles plantados para protección, por ejemplo, como fajas protectoras, o guardabrisas, o para estabilizar las laderas, controlar la erosión, facilitar el manejo de cuencas hidrográficas, proteger las orillas de los ríos, o fijar las dunas de arena, son beneficiosas por naturaleza, y proveen protección y servicios ambientales. 

La reforestación en el Parque natural de Lebu en laderas,  ya tiene más de 10.000 ejemplares. Con una variedad de especies tales como, Quillay (quillaja saponaria), Boldo (peumus boldo), Maitén (maitenus boaria), Maqui (aristotelia chilensis), Roble (nothofagus oblicua), Arrayan (luma apiculata), etc.

Con esto se pretende enriquecer y mejorar además de dar embellecimiento a laderas en el Parque Eólico de Lebu.

La travesía no ha sido fácil pero con  entusiasmo, dedicación y amor al trabajo de a poco está dando frutos.

Compartir